Perspectivas de Inversión 2015

Resumen Ejecutivo

El crecimiento económico mundial fue decepcionante en 2014 y observamos debilitamiento en muchas regiones. La zona euro, incluida Alemania, acusó la ralentización de la actividad económica y la repercusión de las sanciones impuestas a Rusia tras la anexión de Crimea en marzo. Por el contrario, la economía estadounidense creció a un ritmo saludable. Esta divergencia en la evolución del crecimiento entre Estados Unidos y el resto del mundo también se vio reflejada en las diferentes políticas monetarias de los bancos centrales más importantes.

Los mercados financieros se caracterizaron en 2014 por el inesperado repunte de la renta fija ante la ausencia de inflación y las posturas acomodaticias de los bancos centrales. Durante la segunda mitad del año, el dólar logró finalmente ponerse a la altura de las expectativas cuando se revalorizó fuertemente frente a todas las demás divisas. Al igual que en 2013, la renta variable estadounidense obtuvo mejores resultados que los demás mercados desarrollados mientras los mercados emergentes afrontaban dificultades. Los precios de las materias primas estuvieron constantemente sometidos a la presión vendedora durante la segunda mitad del año, exacerbada por el efecto China y la caída de los precios del petróleo más de un 50%.

Se espera que se recupere levemente el crecimiento económico mundial en 2015 pero el nivel de riesgo aumenta. Europa tendrá que lidiar con la posible salida de Grecia, varias elecciones en el calendario y las altas expectativas de flexibilización monetaria por parte del BCE. La Reserva Federal tendrá que andar con pies de plomo para evitar trastocar el equilibrio tan delicado de los mercados, mientras que los países productores de crudo tendrán que soportar el encogimiento de los ingresos del petróleo dado que los precios han caído a los mínimos de hace cinco años y medio.

Varias decisiones de inversión afectaron al perfil de nuestras carteras en 2014 aunque las asignaciones a las distintas clases de activos se mantuvieron generalmente iguales. En enero vendimos lo que quedaba de nuestra exposición a la deuda de mercados emergentes en divisas locales y al oro físico. En marzo redujimos nuestra inversión en renta variable de mercados emergentes. Otras acciones dignas de mencionar fueron la sustitución de parte de nuestra posición en bonos de alta rentabilidad europea con préstamos europeos y el mayor peso en renta variable de mercados desarrollados en mayo. Durante el verano, vendimos bonos de alta rentabilidad estadounidense para invertir en una estrategia sin limitaciones de renta fija estadounidense e iniciamos una posición en acciones japonesas.

A principios de 2015 hemos reducido nuestra posición sobreponderada en la clase de activos de renta variable, pero hemos mantenido nuestra preferencia por la renta variable de mercados desarrollados frente a la de mercados emergentes. A lo largo del año, la renta variable debería beneficiarse de mejores valoraciones frente a la renta fija y de las políticas acomodaticias de los bancos centrales. Asimismo, la búsqueda de rentabilidad seguirá encaminando a los inversores hacia los altos dividendos que reparten las acciones blue chips. Nuestra asignación a instrumentos de deuda seguirá estando infraponderada dado que el ratio riesgo/beneficio de la renta fija con alta calificación es más asimétrico que nunca. Nuestra búsqueda de rentabilidad se centra en la renta fija con calificación de grado de inversión fuera de Europa y Estados Unidos, así como en crédito, alta rentabilidad y préstamos europeos.

Pese al arrollador consenso de los mercados, esperamos una mayor revalorización del dólar estadounidense. Seguimos evitando la clase de activos de materias primas dado que los ratios fundamentales han decaído durante el último año ante la ralentización de la demanda china, la amplia oferta, un dólar más fuerte y la baja inflación. Por último, la previsión para el oro no parece muy halagüeña en vista de que parte de la dinámica de su mercado se ha debilitado en los últimos años. Esto unido a la solidez del dólar y el riesgo de subida de los tipos de interés reales representan obstáculos que es difícil ignorar.

 

Indice

  • RESUMEN DE NUESTRAS PREVISIONES
  • 2014: REPASO DE NUESTROS CRITERIOS DE INVERSIÓN
  • 2014: ACONTECIMIENTOS ECONÓMICOS
  • 2014: LOS MERCADOS FINANCIEROS
  • 2015: PERSPECTIVAS ECONÓMICAS
  • 2015: PERSPECTIVAS DE LOS MERCADOS FINANCIEROS
  • 2015: ASIGNACIÓN DE ACTIVOS

Descargar el documento PDF