Perspectivas de Inversión 2017 | Repaso Y Previsión Semestral

Resumen de Nuestras Previsiones

En esta publicación semestral repasaremos las expectativas de enero y analizaremos algunos de los principales indicadores económicos actuales antes de definir la asignación de activos que recomendamos para el segundo semestre.

Incrementamos nuestra asignación de renta variable a principios del año

A consecuencia de nuestras perspectivas positivas, tanto macroeconómicas como de renta variable, para 2017, hemos posicionado las carteras de forma dinámica mediante el incremento de la asignación hacia la clase de activos de renta variable. También habíamos expresado nuestra confianza en que los precios de la renta variable deberían estar apoyados por una aceleración del crecimiento global de los beneficios y, hasta la fecha, esto es lo que ha sucedido.

Habíamos reafirmado nuestra firme convicción acerca de los mercados emergentes y nuestra exposición global a la renta variable a comienzos del año estaba bien diversificada entre las diferentes regiones. Desde entonces hemos aumentado la asignación hacia la bolsa europea y también de los mercados emergentes. Los fondos alternativos fueron motivo de preocupación tras la decepcionante rentabilidad registrada en 2016, aunque los diferentes fondos a los que estamos expuestos han mostrado un comportamiento mucho mejor en lo que va de año y han contribuido a la sólida rentabilidad de las carteras.

El crecimiento global no se ha visto afectado por los numerosos acontecimientos políticos y geopolíticos

El crecimiento económico global cuenta con una base amplia y, para variar, ha estado a la altura de las expectativas. Al contrario de lo que sucedió en los años anteriores, las previsiones de crecimiento han mejorado por lo general según aumentaba la confianza y la inversión y el comercio repuntaban desde niveles bajos. En Europa se celebraban una serie de elecciones que podían haber tenido consecuencias negativas para el proyecto europeo, pero los candidatos populistas fueron incapaces de superar a aquellos que se muestran a favor de una

mayor integración europea. La elección de Emmanuel Macron como presidente francés ha dado un impulso a las posibilidades de implantación de reformas decididas en Francia y una unidad más sólida en Europa, especialmente en un momento en que el crecimiento económico en la eurozona ha sorprendido al alza. La administración de Donald Trump sigue copando numerosos titulares pero tiene problemas a la hora de introducir una nueva ley de salud pública y las prometidas reformas encaminadas a promover el crecimiento. Los mercados de renta variable de EE. UU. han demostrado hasta ahora ser resistentes a tales decepciones.

Los principales bancos centrales siguen a la espera de una mayor inflación

Por diversos motivos, las políticas monetarias de la Reserva Federal (“Fed”) y del Banco Central Europeo (“BCE”) han sido muy divergentes en los últimos años. Mientras que el BCE sigue siendo extremadamente acomodaticio, la Fed ha adoptado una línea más dura con la aceleración del ritmo de subidas de tipos de interés y el anuncio de un plan para iniciar la reducción de su balance. Sin embargo, ambos bancos coinciden plenamente en una cosa: la falta de una inflación persistente, que es uno de los últimos indicadores que realmente ha retomado un nuevo impulso en los últimos años. En esta fase, la Fed parece estar más segura de que la inflación se irá acercando en última instancia a su objetivo a medida que las presiones salariales por fin se traduzcan en una subida de los precios, de ahí su confianza en su capacidad para emprender una normalización de la política. Por su parte, el BCE se sigue mostrando cauto, a pesar de una reducción significativa de los riesgos políticos y las sólidas tendencias económicas. Las cifras de inflación se seguirán observando de cerca durante el segundo semestre del año para ayudar a determinar el rumbo probable de las futuras políticas monetarias.

De momento seguimos favorable al riego accionista

El favorable entorno macroeconómico global y la perspectiva de sólidos beneficios empresariales nos llevan a seguir favorable al riesgo accionista con una asignación sobreponderada como principal impulsor de la rentabilidad de la cartera. A pesar de la constante preocupación acerca de las valoraciones elevadas de la mayoría de las clases de activos, a raíz de las políticas monetarias sin precedentes, pensamos que todavía es demasiado pronto para adoptar un enfoque prudente. Los precios de la renta variable están siendo apoyados en última instancia por una aceleración del crecimiento de los beneficios y ya no simplemente por la aportación de una liquidez masiva y la expectativa de un sólido crecimiento. Por último, los mercados no muestran todavía las señales de euforia que suelen caracterizar el final de un mercado alcista, de ahí nuestra exposición sobreponderada a la renta variable.

En el apartado siguiente de este documento examinaremos el entorno macroeconómico y las condiciones financieras predominantes, resaltando varios indicadores clave que observamos. Tras un breve resumen de los beneficios de las diferentes clases de activos en el primer semestre, describiremos nuestras perspectivas para el mercado y la asignación de activos.

Indice

  • RESUMEN DE NUESTRAS PREVISIONES
  • EL ENTORNO MACROECONÓMICO
  • SITUACIÓN FINANCIERA
  • LOS MERCADOS FINANCIEROS
  • PERSPECTIVAS DE LOS MERCADOS FINANCIEROS
  • ASIGNACIÓN DE ACTIVOS, 2o SEMESTRE DE 2017

 

Descargar el documento PDF…