Perspectivas de inversión 2023

Resumen de nuestras previsiones

2022 ha sido uno de los años más duros de la historia para los inversores

Este último año ha sido realmente brutal para los inversores. El endurecimiento de las políticas monetarias no sorprendió a nadie pero fue mucho más duro y dañino de lo que se esperaba en muchas clases de activos. El apresurado endurecimiento de las políticas monetarias ante la constante presión inflacionaria y la guerra en Ucrania fueron los mayores causantes del fuerte debilitamiento de los mercados. La política china «Covid Cero» también atizó otro golpe dado que su economía se comportó mucho peor de lo previsto. En un entorno de aversión al riesgo (risk-off) apenas quedaban sitios donde refugiarse y esto se reflejó en los penosos resultados de los bonos del Tesoro que se suelen considerar como activos más seguros. La volatilidad de los mercados de renta fija llegó a niveles críticos y siguió siendo muy alta durante la mayor parte del año. Esta tensión salpicó a otras clases de activos y el mayor grado de correlación entre renta variable y renta fija supuso que la diversificación no sirvió para proteger bien a los inversores de pérdidas en las carteras.

El vertiginoso ritmo del endurecimiento de la política monetaria de la Reserva Federal

2022 será recordado como el año en que la era de las políticas monetarias exageradamente acomodaticias llegó a su fin. Desde la Gran Recesión, los principales bancos centrales fueron bajando sus tipos de interés a cero o incluso a cifras negativas. Los inversores ya se esperaban la subida de los tipos de interés y la contracción de los balances de los bancos centrales en 2022, pero no estaban preparados para lo que ocurrió realmente. El cambio de la Reserva Federal de una política monetaria exageradamente complaciente a una muy restrictiva se produjo en tan solo unos meses, dado que crecieron rápidamente las subidas, del 0,25% en marzo al 0,75% en las siguientes cuatro reuniones del Comité Federal del Mercado Abierto (FOMC) celebradas entre junio y noviembre. El banco central estadounidense subió sus tipos de interes un 4,25% en 2022 para situarse entre el 4,25% y el 4,50% y aunque otros bancos centrales principales siguieron sus pasos, lo hicieron a un ritmo más pausado. Las últimas decisiones con respecto a los tipos de interés y los comunicados de los principales bancos centrales han confirmado su política restrictiva y su empeño en bajar la inflación.

Los inversores siguen centrados en las tendencias de la inflación y la geopolítica

Se espera un menor crecimiento del PIB en 2023 con un alto riesgo de que la economía mundial entre en recesión dado que las expectativas de crecimiento de los Estados Unidos y Europa son entre muy bajas y negativas. Gran parte dependerá del ritmo de deceleración de la inflación y de la trayectoria de las subidas de los tipos de interés. La tarea de los bancos centrales a través del mundo es extremadamente exigente y los riesgos de provocar daños por una política equivocada son mucho mayores de lo normal. Las perspectivas económicas podrían mejorar si China finalmente logra reabrir su economía con éxito. Las amenazas geopolíticas permanecen elevadas. Hay muchos focos de tensión en el mundo pero no se puede descartar la posibilidad de que se produzca algún acontecimiento positivo aunque no tengamos muchas esperanzas.

Ante el alto grado de incertidumbre seguimos siendo precavidos en la asignación de activos

El endurecimiento de las políticas monetarias ha eliminado ciertas distorsiones y excesos de los mercados observados en los últimos años, lo que implica que los ratios fundamentales deberían cobrar más relevancia ahora que ha terminado la era del dinero fácil. Las valoraciones han mejorado en la mayoría de las clases de activos, pero sigue persistiendo la incertidumbre en muchas cuestiones. Pese a la caída del año pasado, la renta variable sigue atravesando turbulencias. Esto justifica en gran medida por qué nos aferramos a nuestra sobre ponderación en estrategias alternativas y por qué hemos incrementado nuestra exposición a la renta fija hace poco dada la mejoría de su perfil rentabilidad/riesgo.

 

ÍNDICE

  • RESUMEN DE NUESTRAS PREVISIONES
  • 2022: REPASO DE NUESTROS TEMAS DE INVERSIÓN 
  • 2022: ACONTECIMIENTOS ECONÓMICOS Y POLÍTICO 
  • 2022: LOS MERCADOS FINANCIEROS 
  • 2023: PERSPECTIVAS ECONÓMICAS 
  • 2023: PERSPECTIVAS DE LOS MERCADOS FINANCIEROS 
  • 2023: ASIGNACIÓN DE ACTIVOS 

Descargar el documento PDF


Perspectivas de inversión 2022 |  Repaso y previsión semestral 

Resumen de nuestras previsiones

La economía sufre una fuerte desaceleración y hay poca visibilidad

La economía mundial se está ralentizando y se han revisado muy a la baja las previsiones de crecimiento del PIB anunciadas a principios de año. La guerra en Ucrania, los confinamientos en China, los trastornos en las cadenas de suministro y las políticas monetarias restrictivas han supuesto un duro golpe para la actividad económica y se ha perdido la esperanza de una prolongación del fuerte repunte post- COVID. La invasión de Rusia a Ucrania ha empeorado las dificultades sufridas desde la pandemia, como los atascos en las cadenas de suministro y las fuertes subidas del precio de las materias primas. Las presiones inflacionistas también han resultado ser mucho más persistentes de lo que previeron los bancos centrales. El Banco Mundial espera ahora que el crecimiento mundial se quede en el 2,9% durante 2022, frente a la proyección del 4,1% anunciada hace seis meses. En lo que llevamos de año, la economía ha tenido que afrontar más turbulencias de lo previsto y los riesgos de recesión han seguido aumentando.

Las condiciones financieras seguirán endureciéndose

En los últimos tiempos los bancos centrales han dado un giro radical en sus posturas. Los mercados anticipan ahora el ciclo de endurecimiento más agresivo y sincronizado desde la era Volcker de principios de los años ochenta. Los bancos centrales han tardado en admitir lo equivocados que estaban en sus previsiones para la inflación y ahora intentan recuperarse rápidamente de su error. El rendimiento de la deuda pública de los G-7 ha crecido a un ritmo inaudito. Bien es cierto que se esperaba una mejora del rendimiento, pero la rapidez con que los bancos centrales, especialmente la Reserva Federal americana, cambiaron sus políticas monetarias, ha conmocionado los mercados. En enero, los mercados esperaban para 2022 tres subidas de los tipos de interés del 0,25% hasta llegar al 0,75% por parte de la Reserva Federal americana. Un mes más tarde se habían descontado cinco subidas, hasta el 1,25%, y ya en marzo la cifra esperada llegaba a nada menos que un 2,5%! Las expectativas actuales son que el tipo de interés americano cierre 2022 en el 3,5% y que llegue al 4% en 2023. También han aumentado significativamente las expectativas de subidas de los tipos del Banco Central Europeo. En enero no se esperaba ninguna subida y a la fecha de estas perspectivas ya se esperaba que subieran al 1% al cierre de 2022.

Es muy probable que la segunda mitad del año siga siendo volátil para los mercados financieros

La primera mitad de 2022 ha sido brutal para los mercados de acciones y los mercados de bonos mundiales. Pese a los beneficios empresariales tan solidos del primer trimestre y, por ahora, una previsión generalmente optimista para los beneficios futuros, la renta variable ha caído significadamente al optar los principales bancos centrales por una postura cada vez más agresiva. La combinación de beneficios más elevados y precios de acciones más bajos implica que la revisión a la baja de las valoraciones, que llevamos viendo desde finales de 2020, ha proseguido en 2022. Los rendimientos de la deuda soberana han crecido rápidamente y los spreads de créditos (diferenciales de crédito) se han ampliado de manera notable. Los principales índices de bonos han bajado en torno a un 15%, una caída espeluznante para esta clase de activos. Los inversores han tenido que ir ajustando constantemente sus expectativas con respecto a las políticas de los principales bancos centrales, lo que ha desencadenado una volatilidad descomunal. Dado el alto nivel de incertidumbre provocado por las turbulencias económicas y geopolíticas, creemos que los mercados financieros seguirán siendo volátiles en los próximos meses.

El posicionamiento de las carteras se ha vuelto más defensivo

El posicionamiento de nuestras carteras es ahora más defensivo, con una asignación neutral en la renta variable, sobreponderada las estrategias alternativas e infra ponderada con corta duración en renta fija. Para las carteras que no están denominadas en USD, aumentamos también la posición en el dólar americano como medida defensiva. Nuestra exposición a la renta variable sigue estando bien diversificada y hemos sustituido algunas estrategias de crecimiento de renta variable por otras más defensivas, lo que ha resultado ser un acierto por el momento. Nuestra valoración es que las cotizaciones ya reflejan muchas de las malas noticias y el sentimiento del mercado es exageradamente pesimista. Ante las condiciones actuales de los mercados, es probable que las estrategias más defensivas sigan ofreciendo un rendimiento superior, como la inversión en empresas menos cíclicas, los activos inmobiliarios, el sector de la salud, la renta variable de valor y las empresas de calidad. También nos gusta la descorrelación que ofrece la renta variable de los mercados “frontier”, sobre todo porque sus valoraciones siguen siendo muy atractivas. En la próxima sección del documento evaluaremos el entorno macroeconómico y la situación económica predominante resaltando los indicadores claves más importantes que observamos. Tras una breve descripción general de los resultados del primer semestre de las diferentes clases de activos, expondremos nuestra previsión de mercado y asignación de activos.

 

ÍNDICE

  • RESUMEN DE NUESTRAS PREVISIONES
  • ENTORNO MACROECONÓMICO
  • SITUACIÓN ECONÓMICA
  • MERCADOS FINANCIEROS
  • PREVISIÓN DE LOS MERCADOS
  • ASIGNACIÓN DE ACTIVOS, 2º SEMESTRE DE 2022

Descargar el documento PDF


Perspectivas de inversión 2022

Resumen de nuestras previsiones

2021 ha sido otro a o favorable para los activos de riesgo

2021 ha sido menos estresante para los inversores que 2020, pero también ha sido un año agitado. Por lo general, los mercados han demostrado ser resistentes y las tendencias bastante arraigadas. Las diferentes clases de activos se comportaron generalmente tal y como se esperaba, es decir, subidas en los mercados de renta variable, estrechamiento de los spreads crediticios y un mayor rendimiento de los bonos. En cambio lo que sí nos sorprendió fue la revalorización del dólar estadounidense y los resultados tan decepcionantes de los mercados emergentes, debido en parte a las intervenciones regulatorias tan severas en China y los problemas políticos en Latinoamérica.

El crecimiento de los beneficios corporativos fue aún más fuerte de lo previsto. Este crecimiento impulsó aún más el precio de la renta variable en los mercados desarrollados, acompañado de una reducción de las valoraciones. Al igual que en 2020, percibimos claramente las rotaciones entre estilos y sectores de inversión, con la recuperación progresiva de los excelentes resultados iniciales de los títulos valor o value. Las ganancias superiores a la media de las mega-caps (empresas de mayor capitalización) estadounidenses también fueron asombrosas, por lo que los gestores de fondos activos tuvieron que trabajar mucho más duro para intentar superar los rendimientos de los fondos indexados.

Los bancos centrales afrontan grandes desafíos

Los bancos centrales estarán sometidos a una gran presión este año. Deberán encontrar el equilibrio perfecto entre su lucha contra las presiones inflacionarias, las cuales han subestimado, y el riesgo de retirar liquidez demasiado pronto. El carácter impredecible de la pandemia no les va a poner las cosas fáciles. La Reserva Federal ha sido más directa que el Banco Central Europeo en cuanto a sus planes para ir cerrando el programa de compra de activos y después subir los tipos de interés. Tras la retirada gradual de estímulos (tapering) que se prevé terminará en marzo, la Reserva Federal tendrá que decidir cuándo empezar a subir el tipo de los fondos federales. Actualmente se esperan para este tipo tres subidas del 0,25% en 2022, partiendo del tipo objetivo actual del 0%-0,25%. El anuncio de la Reserva Federal ha ayudado a contener la volatilidad de los mercados, al menos por ahora, pero un fallo en sus políticas podría hacer que descarrile el sentimiento optimista que prevalece en los mercados y provocar una corrección de los precios de los activos.

Es probable que los mercados miren más allá de la amenaza de nuevas variantes del coronavirus

Se prevé que la economía mundial crecerá un 4,9% en 2022 según el FMI, es decir, un crecimiento que sigue estando por encima de la media mientras prosigue la recuperación. Los repetidos brotes de coronavirus han provocado muchos parones y arranques en las economías y los gobiernos de todo el mundo tienen la esperanza de asistir a una recuperación más fluida este año nuevo. Esto ayudaría a resolver algunos de los atascos existentes en las cadenas de suministro. Cada vez que se ha detectado una nueva variante del coronavirus, los mercados de capitales se han recuperado enseguida de los cortos períodos de mayor volatilidad. Este comportamiento de los mercados debería persistir, sobre todo si las nuevas variantes demuestran ser menos agresivas, como ha sucedido con la variante Ómicron.

Seguimos apostando por la renta variable pese a su menor potencial de revalorización

Creemos que la renta variable será uno de los mayores impulsores de la rentabilidad de las carteras este nuevo año. Se espera que los beneficios crezcan entre el 10% y el 15% y representen el mayor impulsor de la clase de activos de renta variable, dado que no se espera que las valoraciones vayan a crecer de su situación actual. Esperamos resultados más moderados de las carteras para 2022. No es probable que la renta variable pueda igualar la rentabilidad de 2021, mientras que el entorno seguirá siendo duro para los activos de renta fija porque los bancos centrales endurecen sus políticas para luchar contra las presiones inflacionarias tan altas.

 

ÍNDICE

  • RESUMEN DE NUESTRAS PREVISIONES
  • 2021: REPASO DE NUESTROS TEMAS DE INVERSIÓN 
  • 2021: ACONTECIMIENTOS ECONÓMICOS Y POLÍTICO 
  • 2021: LOS MERCADOS FINANCIEROS 
  • 2022: PERSPECTIVAS ECONÓMICAS 
  • 2022: PERSPECTIVAS DE LOS MERCADOS FINANCIEROS 
  • 2022: ASIGNACIÓN DE ACTIVOS 

Descargar el documento PDF